Connect with us

WTF

Mujeres que no supieron ponerle un alto a sus cirugías de trasero…

Published

on

Nadie necesita cirugía plástica solo por ser considerado bello por la sociedad, aunque si una persona se la hace para aumentar su autoestima está bien. Sin embargo, llega a convertirse en una adicción y las personas sobrepasan los límites, como estas 18 mujeres que no supieron cuándo parar de rellenar sus glúteos.

Sin duda que una persona cuando sabe que debe someterse a una operación, piensa inmediatamente en si puede sufrir algún inconveniente en plena cirugía. Son varios los casos que se han conocidos de pacientes que tienen problemas con la anestesia, infecciones o, simplemente, por lo avanzado en edad.

Existen edades de mayor riesgo para una operación y cirugías más complicadas que otras, pero hay precauciones que cada paciente debe seguir para evitar las dificultades tanto en el pabellón como en el tiempo de recuperación.

“Antes de realizarse un procedimiento quirúrgico, hay que tener en cuenta que el paciente necesita una preparación fisiológica y psicológica. Es el momento en que se inicia un vínculo especial entre el médico y el paciente”, comenta el doctor Claudio Mora, docente de la Escuela de Medicina de la Universidad Andrés Bello.

“En términos generales, las edades más extremas son las más riesgosas para una cirugía, es decir, los menores de un año y los mayores de 65. El envejecimiento produce cambios en los tejidos y órganos, disminuyendo la capacidad de adaptación y reservas funcionales de las personas”, dice el profesional.

Según el médico cirujano, “más que el concepto cronológico de la edad, lo que mayormente importa es el concepto fisiológico. Es decir, podemos tener a un paciente de 65 años sin ninguna enfermedad asociada, totalmente sano, que se somete a una cirugía electiva, cuyo riesgo sea igual a uno más joven.

Al contrario, podemos tener una persona más joven, pero con múltiples enfermedades asociadas, como diabetes, hipertensión, etc, donde el riesgo operatorio de una cirugía electiva puede ser mayor”, explica.

Las complicaciones infecciosas son un fenómeno muchas veces inevitable de una cirugía, y que el paciente debe tener en cuenta a la hora de operarse. “Esto dependerá del tipo de herida y las características del paciente.

Por ejemplo, en una cirugía de colon, la herida tiene mayor posibilidad de infectarse que en una de hernia; o en un paciente diabético la posibilidad de infección es mayor que en uno sin esta enfermedad. El uso de antibióticos en forma profiláctica puede disminuir el riego de infección, pero tampoco hace que esta sea cero”, dice el doctor.

 


Loading ....
 
Continue Reading
Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Advertisement -

Trending

Hey! Hagamos una fiesta social en la red!

Socials.Party

  • Socializa con los usuarios!
  • Comparte imagenes & Videos!
  • Crea tu historia, comparte con el mundo!
  • Visitanos y registrate :)
close-link