Connect with us

Salud

Mujer, no cometas estos 8 errores durante tu embarazo. El 5 puede convertirse en una obsesión

Published

on

Mira estos ocho errores que cometen las mujeres durante el embarazo, un periodo en el que además de dejar el alcohol y la nicotina, existen otras reglas básicas que debes cumplir. Si eres consciente de lo perjudicial que puede ser para ti y para tu bebé algunos malos hábitos como estos no los cometas.

1. Demorar para tomar un descanso

Continuar con el ritmo de vida que has llevado hasta ahora será casi imposible y aunque lo intentes, será imposible dilatar por mucho tiempo el descanso. Mujer, no tienes motivos para sentirte culpable con esta situación, aunque no seas la misma en la dinámica de la casa, los niños y el trabajo. Escucha las necesidades de tu cuerpo y dale lo que necesita, un descanso no vendrá mal a tu embarazo.

2. Eliminar de tu rutina de embarazada la práctica de ejercicios

Muchas mujeres creen que practicar ejercicios puede ser absolutamente perjudicial para su bebé y por ello apuestan por el reposo. Es un error muy frecuente en las embarazadas, quienes sienten la necesidad de proteger a su niño, sin importar las consecuencias. Ojo!!!! Están muy distantes de la realidad. Practicar ejercicios ayudará a tu embarazo a aliviar molestias, controlar tu peso y descansar durante el sueño nocturno. Te recomendamos el yoga o la natación para contrarrestar el dolor de espalda y corregir ciertas posturas perjudiciales. Es importante consultar con tu médico de cabecera.

3. Pensar que tenemos que “alimentarnos por dos”

Según estudios recientes, durante el embarazo la mujer no debe duplicar la ingestión de comida, sino mantenerse satisfecha con alimentos saludables.

Es imprescindible durante el embarazo equilibrar los nutrientes, con una dieta rica en alimentos energéticos y vitaminas. 2 500 calorías debe ingerir una mujer embarazada durante el día, con un 10% de proteínas, 55% de hidratos de carbono y 35% de grasas. No uses la frase “comer por dos” como una excusa para engullirte durante el embarazo, puede ser perjudicial para ti y para el bebé.

4. Estar pendiente constantemente de los antojos

¿Tienes unas ganas inmensas de comer un alimento en concreto? A eso le llamamos antojo y puede convertirse en una obsesión. La mayoría de las mujeres experimentan esta sensación durante su embarazo y mientras se trata de vegetales o frutas no hay problema, el error está en antojarnos de alimentos que pueden ser muy perjudiciales para el embarazo. No debes abusar de los antojos, a fin de cuentas no son indispensables para el crecimiento de tu bebé. Contrólalos y verás los resultados.

5. Estar pendiente del aumento de peso

¿Qué embarazada una aumenta unas libritas de más? Es completamente normal, pues tu organismo experimenta cambios físicos y estéticos que aunque en ocasiones no te atraigan son indispensables en este proceso. ¡Tómalo con calma!

Visita a tu médico e indaga por cuántas libras debes engordar durante cada etapa, aunque esto varía según la edad, la altura y el peso inicial con el que comenzaste el embarazo.

Un dato para tranquilizarte. Preocúpate si no aumentas, puede ser perjudicial para ti y para el bebé. Este es un buen momento para dar tregua a la báscula.

6. Beber agua de manera insuficiente

Es indispensable para una embarazada beber agua durante todo el día y de manera frecuenta. El agua hidrata la piel durante el embarazo, mejora nuestra concentración y ayuda a sentirte menos cansada. Además en el periodo de lactancia, compensa la producción de leche.

Tener sed es síntoma de que ha comenzado la deshidratación en nuestro cuerpo. ¡No dejes que te tome por sorpresa y bebe al menos dos litros por día!

7. Pensar que tener relaciones sexuales afecta a tu bebé

Por favor, en pleno siglo veintiuno, debemos despojarnos del viejo mito de que practicar el sexo durante el embarazo afecta a tu bebé. Con las relaciones sexuales el feto no sufre daño alguno, las paredes uterinas y la bolsa amniótica lo protegen. ¡No desaproveches el periodo de embarazo!, luego vendrán largos días y noches pendientes del bebé que pueden afectar tu libido, debido al cansancio. Solo debes evitar las relaciones sexuales si tu médico te lo aconseja por algún motivo específico.

8. No dejarse ayudar

Puede que durante el embarazo te moleste no poder seguir con tu ritmo de vida normal y te de rabia que muchos estén dispuestos a ayudarte con las compras, bajar del auto o recoger algo del piso. ¡Acepta la ayuda cuando la necesites! Las personas solo quieren lo mejor para ti y para tu bebé.

Comentarios

 


Loading ....
 
Continue Reading
Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Advertisement -

Trending

Hey! Hagamos una fiesta social en la red!

Socials.Party

  • Socializa con los usuarios!
  • Comparte imagenes & Videos!
  • Crea tu historia, comparte con el mundo!
  • Visitanos y registrate :)
close-link