Share This Post

Entretenimiento / Featured Slider

Aquellas mujeres que se han convertido en madres entienden lo hermoso que es tener un hijo.

Aquellas mujeres que se han convertido en madres entienden lo hermoso que es tener un hijo.

Cuando una mujer se convierte en madre su vida cambia y así también cambia su día a día. La mayoría de estos cambios los conocemos todos, o por lo menos imaginamos, pero hay tantos otros que sólo una madre puede entender.

Si eres madre seguro te sentirás identificada con algunas de las situaciones que te compartimos a continuación. 

Cosas que entiende únicamente una madre1. Bañarse es lujo, no necesidadCuando una mujer se convierte en madre, tomar una ducha pasa a ser una especie de privilegio. Lo que antes era algo regular ahora sólo se puede hacer, quizás, cuando el bebé está durmiendo. Aunque este es también el momento en que las madres pueden dormir.

2. ¿Porqué llora?El llanto es la manera en que los bebés logran comunicarse. Muchas veces suele ser algo difícil interpretar a la perfección qué es lo que un bebé está pidiendo con su llanto.Sin embargo, esto es algo que definitivamente una madre va ejercitando hasta entender a su hijo a la perfección. 

3. Remeras mojadasComo madre, puedes cambiar tu remera cuantas veces quieras pero algo permanecerá constante: tarde o temprano la mancharás con leche. De todas maneras, siempre es recomendable llevar en el bolso o cartera algunas remeras o blusas demás para cambiarse.

4. Esos kilos demásEs realmente difícil volver al peso ideal de una luego de tener un hijo. Durante el embarazo se ganan varios kilos que luego puede ser complicado de perderlos.No hay que rendirse, hay que seguir ejercitándose y seguro en algún momento podrás volver a ponerte esa prenda que solías usar que tanto te gusta.

5. Cuando el bebé descansaAquellos momentos en los que un pequeño logra conciliar el sueño resultan ideales para dedicarse a una misma. Ya sea realizar alguna actividad que te guste o simplemente descansar, debes aprovechar cuando tu bebé esta durmiendo tranquilo.

6. Adiós a los fines de semanaAntes de tener un bebé probablemente también tenías una vida de fin de semana. Luego de tener un hijo los fines de semana los dedicas mismo a tu pequeño o a estar simplemente descansando del trabajo que es ser madre.

7. Cualquier momento es bueno para dormirUna madre siempre aprovechará para descansar los ojos y dormitar sea donde sea, en el momento que sea. Siempre habrá cosas que hacer para el bebé pero no podrás evitar cerrar los ojos de vez en cuando.

8. Una merecida copa de vinoToda madre se merece una copa de vino para relajarse y felicitarse por el trabajo que está haciendo como madre y el esfuerzo que ello implica. No dejes de darte esos gustos que tanto te mereces.

9. Asiento en el transporte públicoAlgo a lo que estabas acostumbrada cuando estabas embarazada. Luego de tener a tu bebé ya no serán tantas las personas que te ofrezcan su asiento en el transporte público.

10. Comes mientras cocinasCualquier madre sabe que su momento de comer es mientras cocina para su bebé. No sólo esto sino también son muchas las madres que mientras cocinan también hacen muchas cosas más al mismo tiempo. ¡Las madres son increíbles!

Share This Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Skip to toolbar